Noticias

Internet es el medio de más rápido crecimiento en la historia, y el medio más pasivo también ya que es un medio que no hará nada que el usuario no estimule. En la sociedad del conocimiento de la que formamos parte, los seres humanos pasan más tiempo conectados a Internet que a cualquier otro medio de comunicación existente. El Plan Estratégico Nacional de Turismo de Idiomas de España analiza la intención de comprar cursos de español para extranjeros y concluye que

“el 68% de los encuestados ha encontrado información para estudiar en España utilizando Internet como el principal medio para obtener información”.

En el nuevo entorno socioeconómico en el que nos movemos, en el que los llamados “nativos digitales” (los nacidos en los años 90 y que asumen el medio digital como su medio natural de interacción social y económica) son cada vez más prominentes. Los conceptos de ocio, comunicación o información han cambiado observando un crecimiento exponencial del comercio electrónico.

Es por eso que, al analizar los canales de comercialización utilizados en el sector del turismo de idiomas, se confirma la importancia de Internet.

El 30% de la demanda se comercializa a través de Internet.

La importancia relativa de Internet en el desarrollo de este sector consiste, en gran parte, en que el perfil del turista idiomático responde en un 79% a un joven menor de 29 años. De estos, el 54% tienen entre 20 y 29 años; y el 25% son menores de 20 años.

Además de las clasificaciones dogmáticas que intentan delimitar si el comercio electrónico puede conceptualizarse como un nuevo mercado, o si es solo un nuevo canal de comunicación, o si es un mercado pre-segmentado. Podemos decir que lo relevante de la aparición de Internet en los procesos comerciales consiste en la aparición de nuevas formas de competir en las que las ventajas que disfrutan las grandes empresas son borrosas. En Internet, no hay empresas grandes y pequeñas, sino empresas que lo hacen bien y empresas que lo hacen mal. Incluso el conocimiento de un sector en entornos más tradicionales no es garantía de éxito en una salida al comercio electrónico (“Introducción al comercio electrónico: la gran apuesta para la empresa española. Panorama del comercio electrónico en el mundo. Comercio electrónico en España: ¿puede una PYME española ser competitiva y ganar dinero haciendo comercio electrónico “. Ricardo Pérez Garrido y Julián de Cabo Moreno)

El comercio electrónico, ya sea entre empresas (B2B) o entre la empresa y el consumidor (B2C), además de asumir una extensión de la oferta (eliminando la limitación del lugar de residencia como un entorno en el que el comprador tiene que materializar su compra ), ha permitido reducir los precios de venta de los productos, habiendo eliminado a los intermediarios en la cadena económica. De esta manera, la importancia de los canales de distribución clásicos (una de las “4 P” del marketing -vendir un producto, a un precio determinado, a través de algún lugar, con una cierta promoción-) ha ido perdiendo relevancia estratégica.Ha dejado de ser una verdad absoluta la idea de que es una ventaja competitiva tener la red más grande de canales de distribución física.

En el sector del turismo de idiomas, el canal de distribución tradicional ha sido constituido por agencias de idiomas ubicadas en el país de origen de los turistas de idiomas. Así, la comercialización a través de operadores turísticos alcanzó, según el Plan Estratégico Nacional para el Turismo Lingüístico, el 37% de la demanda. Estas agencias actúan como un elemento de reclutamiento de estudiantes, son consultores educativos o consejeros de estudiantes de español en el extranjero que median en el proceso de contratación de cursos. Sin embargo, para permitir la contratación directa, eliminando así los costos de intermediación, la gran mayoría de los centros de enseñanza que ofrecen español para extranjeros en España presentan sus servicios en Internet a través de su sitio web. En general, podemos decir que el efecto de “desintermediación” producido por la aparición de Internet en nuestros usos comerciales debe ser matizado. Esto se debe a que la capilaridad de los canales físicos ha sido reemplazada (o acompañada en algunos casos) por sitios web que actúan comointermediarios cibernéticos que ayudan a los consumidores a encontrar los productos que desean con un cierto grado de certeza dentro del universo de datos que Internet implica. En este sentido, dentro de las conclusiones del análisis cualitativo llevado a cabo por el Plan Estratégico Nacional de Turismo Idiomático de España, se afirmó lo sigiente:

se considera muy necesaria la creación de una Plataforma Conjunta de Comercialización, que canalizase la oferta y la demanda de los cursos de español para extranjeros en España, que dignificase la categoría de los cursos mediante una política de precios adecuada y digna, con un buen posicionamiento en Internet y que fuese igualmente una pasarela de pago fiable para el cobro de los cursos. También podría ser un elemento importante para la venta de cursos compartiendo dos o más sedes, en función de las características especiales de cada sede y del interés de los alumnos por las mismas. (…) Otra de las necesidades de los centros es la de instaurar un Aula Virtual compartida entre las escuelas que formen parte de la AEI que sea una herramienta de interacción, con foro, chat, e‐mail, etc. como complemento de las clases presenciales, intercambio de ideas e información y como contacto posterior con los profesores una vez finalizado el curso”.